GFM Combustibles Alternativos

Adaptación de vehículos a GLP

Qué vehículos se pueden adaptar a autogas GLP

Con la nueva legislación, cualquier vehículo Diésel o impulsado por gasolina (posterior al año 2000) en principio puede ser adaptado a Autogas GLP, tanto para un uso profesional (como el sector del taxi o del transporte urbano, donde ya es una práctica muy común), como para uso particular. Otra aplicación muy interesante por la que cada vez más empresas están apostando es su uso como combustible para carretillas elevadoras, por sus ventajas técnicas, económicas y medio ambientales.

Adaptación de vehículos a GLP

A la hora de adaptar tu coche a Autogas GLP, lo más importante es contar con profesionales especializados, capaces de informarte de todo el proceso adecuadamente y de transformar tu vehículo cumpliendo con todos los protocolos de seguridad y requisitos legales.

En GFM, nuestros talleres instaladores cuentan con diferentes tipos de kits de instalación para distintos modelos de vehículos, con el fin de poder ofrecer la adaptación al mayor número de vehículos posible.

En qué consiste la adaptación a autogas

Se trata de un proceso más sencillo de lo que pueda parecer a primera vista, ya que no exige que realice ningún cambio directamente en el motor del vehículo.

Es necesario contar con un coche impulsado por gasolina o Diesel, en el que se incorporará un kit de Autogas GLP integrado por los siguientes elementos:

BOCA DE LLENADO

Su instalación suele realizarse en el lateral del vehículo, bien al lado de la boca de llenado de gasolina o bien de forma independiente en el lateral del coche.

DEPÓSITO

Para adaptar un vehículo a Autogas GLP, se necesita instalar en el vehículo un nuevo depósito independiente al de gasolina. Existen diferentes tipos de depósitos de Autogas, dependiendo de dónde vaya a ubicarse dentro del vehículo.

ELECTROVÁLVULA DE CORTE

Se trata de una electroválvula ensamblada cuya misión es cortar el caudal de Autogas al parar el motor del vehículo. También se interrumpirá el caudal de Autogas al accionar el botón que hace posible el cambio de combustible, de Autogas a gasolina.

TUBERÍA GLP

Conecta el depósito con el motor, conduciendo al combustible a la electroválvula de corte.

REDUCTOR VAPORIZADOR

Para que el sistema funcione de forma correcta, necesita mantenerse en unos niveles de presión óptimos. El reductor será el encargado de estabilizar estos niveles. Y será aquí cuando el Autogas cambie de estado, es decir, pasará de líquido a gaseoso.

FILTRO

Recibe el GLP desde el reductor y realiza un filtrado que permite enviar el combustible a los inyectores totalmente limpio de impurezas que puedan dañar el sistema. Cuenta con un cuerpo metálico y un cartucho que puede ser reemplazado cuando sea necesario.

INYECTORES

Como su propio nombre indica, su función será la de inyectar el Autogas correctamente en el colector de admisión, el cual después llegará hasta los cilindros.

CENTRALITA

Controla la dosis necesaria de Autogas y escoge el momento idóneo para inyectar el combustible al motor.

CONMUTADOR

Será el interruptor que el usuario utilice para cambiar de un combustible a otro, es decir, de Autogas a gasolina y vicerversa. Suele estar ubicado en el salpicadero del coche, de forma que resulte muy sencillo su manejo. Informará también del combustible que estamos utilizando en cada momento y del nivel de gas que tiene el depósito.

Solicita presupuesto

¿A QUÉ ESPERAS PARA AHORRAR CON AUTOGAS?
SOLICITA PRESUPUESTO SIN COMPROMISO

datos del vehículo
datos personales

* Campos obligatorios

¿NECESITA RESPUESTA INMEDIATA? Envíenos un whatsapp o llame al número:

615 574 343

whatsapp telefono

GFM Combustibles Alternativos

C/ Las Cabezas 16

45860 Villacañas

Toledo - España

(34) 925 19 57 84 - info@gfmtecnogas.com

Aviso Legal y privacidad

© GFM Combustibles Alternativos 2018

NonStop Desarrollo de Software

Desarrollado por NonStop Desarrollo de Software